8 de octubre de 2011

Desde la calle San Bernardo hasta la de Álvarez de Castro


Mayte Ayuso es una vecina del barrio desde su infancia. Me ha mandado un texto y unas fotos que lo ilustran para publicar en el blog. Yo estoy encantado de hacerlo pues no es otro el sentido de estas hojas virtuales. La memoria colectiva solo se puede construir grano a grano, con la participación de todos. Gracias Mayte.

Hola me he alegrado mucho al descubrir estas historias que me recuerdan tanto mi niñez. Yo nací en la calle San Bernardo, entre la Glorieta de San  Bernardo, que así la llamábamos todos (vamos la de Ruiz Jiménez) y  Quevedo. Entonces esa parte de calle comprendida entre las dos glorietas  era más ancha, con dos filas de árboles, como mi calle actual, Álvarez de Castro. Más tarde, no acierto a ponerle fecha, quitaron una fila de esos árboles para  beneficio de los coches. 

En esas fechas jugamos en las calles, y vimos cómo fueron haciendo la Plaza del Conde de Valle de Suchil que luego sería el parque donde jugábamos a rescate, a tula y a tantos otros juegos los amigos del barrio y de la pandilla.

Fotos de la colección personal de Mayte. Los jardines son los de Rosales y del Oeste, tradicionales espacios de esparcimiento de las familias del barrio de Chamberí. La esquina de la foto inferior de la derecha nos cuenta Mayte que puede pertenecer al cruce de Cardenal Cisneros con Gonzalo de Córdoba. Todas estas fotos son de los años 50.

De la Plaza de Olavide recuerdo como  mi  madre y yo íbamos a comprar al Mercado y que en invierno hacía un frío tremendo allí, porque no se si os acordáis alguno, tenía forma de tarta de bodas, el piso más grande era el primero el segundo más pequeño y así hasta cuatro pisos, que estaba abierto por el frente. La ventaja de ello era que no olía como otros mercados, que el frutero nos daba zanahorias peladas. Recuerdo también a la señora Trini de la pollería en el centro de la plaza, que le regalaba a mi hermano pequeño huevos sin cáscara que eran como solo de yema. Ahora Fernando su ayudante tiene un puesto impresionante en el mercado de Chamberí de Alonso Cano. Si vais por allí preguntarle es un gran profesional.

De la tienda que comentabas de Cardenal Cisneros esquina Olid, me acuerdo perfectamente del dependiente. Le he visto hace unos años y a mí me parece que sigue igual. Recuerdo de esa tienda las galletitas pequeñitas con forma de pellizquito, no sé cómo se llamaban, no se si  perruchillas o algo así, pero son esos pequeños recuerdos de la infancia que no se olvidan.

Y que más contar de mi barrio sobre comercios antiguos de esas fechas. Está una pequeña mercería que lleva el nombre de Marifer  en la misma calle de  Cardenal Cisneros entre la Calle Olid y la Calle Gonzalo de Córdoba,  en esa época atendida por su dueña una señora mayor y ahora dirigida por su hijo.

Escaparate de la mercería Marifer a la que se refiere Mayte.




Recomiendo por paséis por allí pues tiene de todo. Os trataran muy bien y si tenéis alguna duda  también aconseja de maravilla. 







También está  el Botón de Oro, otra mercería de toda la vida no recuerdo el nombre de la calle. Nota del transcriptor: se trata de la calle Juan de Austria.

En la misma Plaza Olavide tenéis la Zapatería Cantero, visita obligatoria al principio de otoño para comprar las zapatillas calentitas y  a finales de junio a comprar las chanclas de la piscina.

Calzados Cantero. Comercio mas antiguo de la plaza del que hemos
comentado en algunas ocasiones
















Como podéis ver empiezo y no acabo y es que me gusta mi barrio. Ejerzo de chamberilera y presumo de ello, para mi es que lo tiene todo.

Un saludo y hasta pronto.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...