21 de abril de 2017

Pequeño homenaje al abogado Carlos Slepoy

Carlos Slepoy    



El lunes de esta semana falleció en Madrid el abogado argentino-español Carlos Slepoy. Si le traigo al blog no es solo por rememorar a un hombre de bien, a un luchador a favor de los Derechos Humanos, reconocido universalmente por su contribución a la implantación de la conocida como Justicia Universal, ese principio anhelado por el cual los delitos de genocidio y los provocados por las dictaduras deberían ser perseguidos por los tribunales de cualquier país indiferentemente del suelo donde se hayan producido, decía que traigo su recuerdo al blog por un incidente ocurrido en nuesta plaza de Olavide en 1982.

Ocurrió que un policia nacional borracho estaba molestando a unos jóvenes. Carlos intervino tratando de proteger a los chicos de esa injustificada agresión recibiendo a cambio un disparo por la espalda del agente. Pero dejemos que un testigo presencial nos cuente el suceso:

He leído el obituario de Carlos Slepoy. Resulta que yo estaba en la plaza de Olavide el día que menciona. Estaba jugando con mi hija, que entonces tenía dos años. De repente los chicos que estaban al otro lado del parque vinieron corriendo hacia nosotros. Uno de ellos dijo “tiene una pistola”. Y allí estaba un policía uniformado, obviamente borracho, pistola en mano. De repente apareció un señor que empezó a hablar con él. El policía le pegó un tiro. Yo cogí a mi hija y la llevé corriendo a casa, volví enseguida a ver si podía ayudar, pero ya había llegado un coche de la policía. Seguí el caso en los periódicos y tenía entendido que el señor iba a tener que pasar el resto de su vida en una silla de ruedas. Lo que hizo Carlos Slepoy aquel día es lo más valiente que he visto en mi vida. Y ahora me entero de las demás cosas que hizo. Me siento pequeño a su lado.— Peter R. Morgan. Gijón.

Como consecuencia de aquel disparo Carlos Slepoy sufrió un enorme quebranto en su salud y terminó con los años en silla de ruedas. Aquel acontecimiento que llevó a la cárcel al policía borracho da cuenta de la categoría personal del abogado Slepoy y explica en gran medida su capacidad de compromiso.

Desde esta humilde página de barrio queremos rendir un homenaje a quien mediante su vida y el ejercicio de su profesión fue capaz de rendir un servicio tan inmenso a la justicia universal y  a los derechos hmanos. Descanse en paz.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...