16 de noviembre de 2011

Asfalto contra adoquines en la plaza de Olavide

Asfalto sobre la plaza de Olavide. Así ha quedado después de la obra.


Estas dos semanas la plaza ha estado de obras. Ruidos, tráfico cortado, movimiento de camiones, etc.

Nada que decir cuando las obras responden a una necesidad. Pero en este caso permítanme comentar que no he visto obras mas innecesarias que las que se han producido.

Veamos los hechos:

-Han retirado los adoquines y los han cambiado por asfalto en las dos vias laterales de tráfico rodado. La que comunica Jordán con Gonzalo de Córdoba y la que va desde Santa Feliciana a Murillo.

La plaza adoquinada como estaba hasta hace unos dias

Nuevo aspecto del tramo rodado con asfalto
-Han procedido a levantar el suelo de las dos plataformas que rodean el tunel que no presentaba señales de ningún deterioro por un nuevo suelo cementado que no aporta ninguna novedad. Complementario a esto: han reasfaltado las vias rodadas circulares a esas plataformas.

Comentarios:

-El pavimento de adoquín era una de las pocas señas de identidad de la plaza. Le daba un aire de plaza antigua. Adicionalmente, y esto es muy importante, servía para diferenciar ante los coches el pavimento de tal forma que el tráfico rodado se percatase, sonora y visualmente, de la entrada en una plaza peatonal donde circulan las personas. Ahora la continuidad del asfalto entre las calles y el tramo de la plaza no avisa suficientemente a los conductores y mucho nos tememos que ello conlleve muchos mas riesgos para la seguridad de los viandantes. Creiamos que nuestras autoridades después de tantas reformas urbanas en Madrid ya habían aprendido esa lección de disuadir a los automovilistas facilitándoles la distinción de las vías por el pavimento. Vuelta atrás en Olavide. Posiblemente querían demostranos la eficacia del ayuntamiento en época electoral. Si el suelo de adoquín hubiera estado deteriorado, que no es el caso, lo razonable habría sido colocar nuevo suelo de adoquín hormigonado tal como se ha hecho en la reforma de la calle Fuencarral. El color distintivo del suelo es la mejor garantía de disuasión.


Detalle de las obras de las plataformas que rodean la entrada en el subterraneo.

-Gastarse el dinero en obras inútiles en los momentos actuales es mas que un error. Es un despropósito que da pistas sobre la falta de seriedad de los gobernantes. Con la deuda pública municipal monstruosa que tenemos cada euro que se gasta en obras innecesarias constituye un atentado a los intereses de los ciudadanos. Bueno sería que las decisiones sobre las obras públicas fuesen de alguna manera consensuadas por los ciudadanos.

-Por último y ya que el daño está bien hecho, no se trata de volver atrás como es habitual en nuestra plaza, pedimos a nuestras autoridades tengan a bien colocar señales verticales y horizontales que avisen suficientemente a los automovilistas de la entrada en una zona peatonal.

Menuda despedida de Gallardón de nuestro ayuntamiento. Vamos a recordarle  por este episodio de los adoquines unos cuantos años. Habrá que recordarle el significado coloquial de la palabra adoquín.

Difunde por favor esta protesta y si tienes algún comentario que hacer defendiendo esta obra por supuesto que estaremos encantados de recibirlo. Puede que haya razones ocultas que a mi se me escapan.

ACTUALIZACIÓN  18 DE NOVIEMBRE 2011

Gracias a la pregunta que le dirigió Javier Martín de ChamberiDigital al concejal del distrito Don Luis Asua y que éste último ha contestado nos enteramos que la razón del cambio de los adoquines por asfalto ha sido, y copio textualmente, "es una lastima pero habia algunas quejas del ruido del adoquin. Primo la contaminacion acustica vs estetica".

Parece que el argumento de la seguridad de los peatones por la inexistencia de un cambio en el pavimento que sirva de señal para los automovilistas  que les informe de la entrada en una zona peatonal no ha sido tenido en cuenta por el concejal ya que incluso me pregunta si hay peligro en un twit que me manda directamente.

En cuanto al argumento del ruido me deja perplejo. En una plaza en la que disfrutamos de todo tipo de ruidos- terrazas, botellones, borrachuzos, músicos con amplificadores, etc- hablar del ruido de los adoquines es como de traca.

Para ilustrar la situación del tráfico me permito colocar dos fotitos mas:

En la entrada por Santa Feliciana ni siquiera se ha conservado la vieja señal de entrada en zona peatonal

Y por Jordán se ha mantenido fuera de visibilidad y en un estado de conservación deplorable.
Las fotos son de esta misma mañana









ACTUALIZACIÓN 19 DE NOVIEMBRE DE 2011

La Asamblea Popular de Chamberí ha decidido en la reunión plenaria celebrada el sábado 19 de Noviembre pronunciarse en contra de las obras de Olavide denunciadas en este artículo por estar en contra de los intereses de los ciudadanos y perjudicar su calidad de vida, especialmente en lo referido a la convivencia debida entre tráfico rodado y peatonal. Exige al ayuntamiento que coloque señales de tráfico que aseguren el debido control de velocidad de entrada en la zona peatonal de los vehiculos.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...