3 de mayo de 2013

Los cines de la calle Fuencarral echan el cierre

Cine Roxy-A
Foto casi premonitoria anunciando el Eclipse de los cines de la calle Fuencarral. Original de Enric Archivell

Primero fue el Fuencarral, cine que fue glorioso teatro de variedades antes de la guerra. Recuerda Tecglen en sus memorias como en algunas ocasiones se suspendía la función a medias por culpa de los obuses de la aviación franquista. Hoy es un edificio de viviendas.

Luego el Bilbao. Poco tiempo después de haber sufrido un serio accidente mortal por la caida de su marquesina. Hoy es un comercio de esos tipo 24 horas.

Puede que mas o menos por esa misma época desaparecieran los famosos Minicines, que si mal no recuerdo fueron las primeras salas de ese tipo de la ciudad. Toda una novedad en aquellos años 80. Hoy albergan unos almacenes de ropa de moda.

Ya mas recientemente echó el cierre la sala grande de los Roxy, con su enorme pantalla y uno de los pocos ejemplares de las salas clásicas de cine. Hace pocos días cerraron la otra sala Roxy y hoy se anuncia el cierre del cine Paz. Solo quedará el Proyecciones, joya del art decó madrileño, convertido hoy en una multisala sin caracter. Cercano estarán los Verdi de Bravo Murillo y mas cercano todavía el Palafox de Luchana al que cabe augurar poco futuro. No he citado al Luchana que cerró muy recientemente después de una sanción legal por malas prácticas de taquilla.

Y por supuesto que me he limitado a tratar de los cines del barrio, de este barrio, cerrados en épocas muy actuales. Si me remontase a épocas pasadas llenaría tres blogs. El Quevedo, el Chamberí, el Colón.....

Pasó lo mismo en la Gran Vía. ¿como no iba a pasar aquí? Lo milagroso es que se hayan mantenido tanto tiempo estas salas.

Los vecinos estamos de luto. No es cuestión solo de nostalgia por los tiempos perdidos. Es la sensación de que nos roban parte de nuestra vida. Que eliminan la cultura de nuestras calles para imponernos un modo de vida basado en el consumo, en la compra.

Que le vamos a hacer. Que tristes y deseperanzados nuestros tiempos.

Estoy pensando que si pudiera convocar una manifestación no lo dudaría ni un momento.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...