8 de mayo de 2011

Alcantarrillas y saneamientos de agua en Chamberí


Aprovechando que en casa están realizando obras de pocería he estado preguntando a los especialistas en esta labor sobre esta ingrata tarea.

Las cosas que me han contado son algo espeluznantes. Lo primero que me dicen es que la situación en el Madrid de los barrios antiguos se podría definir como desastre ecológico.

Les cuento lo que me dicen. Resulta que las casas antiguas apenas han renovado sus instalaciones de conexión con la red pública de alcantarillado. Que las arquetas están en su gran mayoría en un estado deplorable y que las tuberías y canalizaciones en el subsuelo que llevan las aguas fecales y las pluviales a la arqueta sufren averías y roturas en muchos casos. Dada la mala calidad de los suelos de Madrid en general esos problemas de falta de mantenimiento se traducen en la existencia de una contaminación de las tierras y en la existencia de bolsas negras que amenazan la calidad de las conducciones de agua y otros servicios de nuestro subsuelo. Algunos de mis informadores me vienen a decir que muchos barrios de Madrid tienen por debajo de sus aceras y sus edificios un gigantesco "pozo negro".

Los problemas afloran especialmente con las tormentas de agua y los problemas de rebose de la red de alcantarillado que se producen con las mismas. Las famosas inspecciones legales que deben sufrir los edificios de Madrid apenas se pronuncian sobre estos aspectos y solo se hace frente a los mismos en circunstancias de fuertes molestias para los vecinos.

Me cuentan mis informadores que en Madrid existen muchas empresas de pocería con amplios recursos y gran experiencia y que en estos momentos es uno de los pocos gremios de la construcción que mantiene unas cifras de negocio mas o menos saneadas. Me dicen que si el ayuntamiento quisiera se podrían promover las obras de acondicionamiento de las instalaciones privadas y públicas de nuestras redes de saneamiento del agua. Que esas inversiones serían plenamente útiles para mejorar la calidad de vida de los madrileños y que contribuirían fuertemente a dotarnos de unos recursos muy necesarios para gobernar el ciclo del agua. Que el mismo empeño que se ha dado en desarrollar fuertes inversiones en depuradoras se tiene que dar en el tratamiento de los puntos de acceso de las aguas residuales que parten de los edificios y en el mantenimiento de las redes de alcantarillado.

Preguntando en particular sobre nuestro barrio me dicen que la antiguedad de nuestro parque de viviendas hace que el problema tenga una especial forma de manifestación. Que prácticamente todo nuestro subsuelo es una bolsa maloliente de aguas fecales estancadas en miles de tuberias atrancadas y de arquetas anegadas y con sus estructuras dañadas.  No soy especialista en el tema y por lo tanto me abstengo de dar por buenos estos comentarios. Si alguno de mis lectores dispone de mejores informaciones se agradecerán sus informaciones.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...