6 de mayo de 2011

Escenas de Chamberí. Las mojigangas taurinas


Las mojigangas eran un espectáculo a medias teatral, a medias taurino que estuvieron de moda allá por el reinado de Isabel II. A finales del XIX prácticamente habían pasado a la historia tal como relataba  el semanario El Toreo.

Se celebraban como introducción a las corridas de novillos y en ellas se representaban episodios, acontecimientos o hechos de naturaleza popular. La gracia estaba en la aparición de novillos que venían a alterar el curso de la narración teatral. Era el momento para que los actores se convirtiesen en diestros improvisados y se provocasen todo tipo de situaciones cómicas que debían de ser la delicia de los públicos de entonces. Una cosa curiosa de aquellos espectáculos era la presencia de "lidiadoras", mujeres toreras de la época que tenían en estos espectáculos una especie de licencia para demostrar sus actitudes en el arte de la brega.

En el cartel de arriba se presenta uno de esos espectáculos en los que se representaban "Escenas en Chamberí". No queda claro que escenas fuesen esas y no he podido encontrar referencias sobre la materia. Solo sabemos lo que el propio cartel señaña: "un toro embolado lidiado por una comparsa que pica al toro en caballitos de mimbre, que le pone banderillas metidos en cestos y al que mata uno de la comparsa".

Debían de estar formadas estas comparsas por las clases mas humildes de la torería. Banderilleros, matadores y picadores de escaso éxito profesional y que de esa forma se mantenían en el oficio. Posiblemente también tenían su sitio en tales cofradías chicos jóvenes formándose en las habilidades del toreo.

Nos podemos imaginar el tipo de estos espectáculos si lo ponemos en relación con algunas especialidades que hemos tenido ocasión de conocer en nuestra época. Las variables del llamado toreo cómico. Yo de pequeño he asistido- me llevaba mi padre que conste- a ver en Las Ventas al Bombero Torero y a los toreros enanos de la cuadrilla de  Eduardini, un extraordinario payaso de circo por cierto y cuya historia y peripecias son extraordinarias. Pero bueno eso ya es materia de otra crónica.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...