30 de octubre de 2012

Aceras rotas, cabezas rotas. Un accidente en la calle Trafalgar 33

¿Trincheras de combate?. No. Acera de la calle Trafalgar número 33. En el alcorque del árbol que ven a su derecha se produjo el accidente que comentamos. Como ven el suelo está levantado sensiblemente con respecto al pavimento general.


Esta especie de tétrico pasillo, propio de los días de Halloween que estamos disfrutando, se encuentra en la calle Trafalgar 33 de Madrid. A un paso de la esquina con Eloy Gonzalo.

Imagen para visualizar la falta de iluminación de la finca en obras de la calle Trafalgar 33. Las pilastras añaden mas oscuridad para los que circulan por la acera.


Son cuatro enormes pilastras de hormigón sobre las que está soportada una estructura de andamio de una obra nueva que viene a sustituir la vieja corrala de la que ya otras veces les he contado.

Otra "visión" del pasadizo de Trafalgar 33


Ayer fui testigo de como una señora sufría un tremendo accidente al tropezar y caer en plancha contra un tramo de la acera levantado por el deterioro provocado por la obra. El accidente, a las ocho de la tarde, a la misma hora en la que he tomado las fotos nocturnas que acompañan al reportaje, vino propiciado por la ausencia de iluminación de obra que facilite la tarea a los viandantes.

En esta obra parece que las cosas no funcionan debidamente. A veces en los fines de semana alguién se ocupa de utilizar las vallas que la circundan para crear una especie de corralito particular y acampar en la acera. Otras, los huecos entre las pilastras de hormigón se convierten en urinarios y cagaderos públicos de gran concurrencia. No me importan mucho esos detalles pero que no se cuiden aspectos como la accesibilidad, el cuidado de las aceras y la iluminación merecen la repulsa ciudadana y la denuncia ante las instancias correspondientes, que en ese caso corresponde adoptar a la afectada.

En esta foto tomada con luz de día se aprecia el deterioro de la acera y el levantamiento del pavimento que provocó el accidente que comentamos

Detalle de ese pavimento con luz de noche. Aqui no se puede apreciar de una forma clara el deterioro de la acera, lo que añade peligro en su tránsito nocturno, Esa luz verde que parece iluminar la escena es el procedente del luminoso de la farmacia de la esquina, casi, casi, el único elemento que da cierta luz, eso sí, algo especial y fantasmagórica, a la acera.


La persona accidentada me ha facilitado parte de lesiones. Pudo levantarse de su accidente después de ser ayudada por unas personas a las que quiere hacer llegar su agradecimiento. Especialmente al personal del cercano Hotel Trafalgar que sacaron una silla. Acompañada de su marido acudió a las urgencias del Hospital Clínico en las que tras las prácticas médicas correspondientes le fue dada el alta a las cuatro de la mañána con unas lesiones de cierta gravedad que la obligarán a llevar por largo tiempo un brazo en cabestrillo además de asistir a consultas de evaluación de lesiones en las cervicales, el brazo, la rodilla, etc.

Parte de lesiones de la accidentada extendido por los traumatólogos del Hospital Clínico San Carlos.

Traumatismo craneal, subluxación atlo-axoidea, fractura del húmero y contusión con fuerte hematoma en rodilla...esas son las secuelas de un accidente que se hubiera debido evitar si los responsables de la obra mantuviesen debidamente atendidas la zona de tránsito de los peatones y si el ayuntamiento de Madrid cumpliese debidamente sus obligaciones de regulación y de policía urbanística. Lo malo de todo esto es que no es un incidente aislado. La crisis, la maldita crisis, es una perfecta fórmula para ahorrar dinero en mantenimiento de las vías urbanas y de nuestras aceras. Los que pagan el pato: los mas débiles, los que no se pueden recuperar de una caida en la calle.

Ah! que no se me olvide. ¿Saben ustedes quienes son los dueños de la obra de la calle Trafalgar 33? La promotora del nuevo edificio es el Banco de Santander.

ACTUALIZACIÓN DIA SIGUIENTE

La noticia ha saltado a las redes sociales inmediatamente de publicarse. A petición de Javier Martín- quien tambien y en privado se ha interesado por el estado de la persona accidentada-, editor de Chamberí Digital, el concejal del distrito de Chamberí, Pedro Corral se ha pronunciado sobre el suceso y ha prometido intervenir para la solución de los problemas que han podido motivar la caida de nuestra vecina. Gracias a ambos por el interés.


ACTUALIZACIÓN 7 NOVIEMBRE

Esta mañana he comprobado que la gestión del concejal Pedro Corral ha sido eficaz en cuanto a la iluminación de esa especie de pasillo lúgubre de la obra de Trafalgar 33. Han instalado dos fluorescentes en cada hueco que dejan las pilastras. Denunciar sirve para algo. Ahora esperamos la obra de restauración de la acera.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...