16 de marzo de 2011

Un cerdo por las calles de Olavide. Con perdón


Un cerdo por la calle Trafalgar. Y además vietnamita. Parece que es la mascota de moda. Y razones las hay suficientes por lo que me cuentan. Primero: el cerdo es el animal mas parecido al ser humano desde el punto de vista anatómico y fisiológico. Es mucho mas listo de lo que la gente se cree. Algunos etólogos- que no son los expertos en ética como uno se puede imaginar sino en animales- dicen que después del delfín es el animal mas listo de la creación. Superior a los primates. Algunos incluso llegan a decir que superior al homo sapiens lo que ya resulta de todo punto algo misantrópico.

Dicen que además es limpio y educable para que se pueda comportar como un cerdo aceptable en sociedad. Y amaestrable. Puedes convertir a un cerdo en algo parecido a un ser humano con tanta facilidad como al revés. Digamos que los cerdos y los humanos somos reversibles o las dos caras de la misma moneda.

Pero este cerdo de la foto es además vecino y paseante de Olavide y por lo tanto yo acabo de nombrarlo- ¿o sería mas conforme a la Real Academia Española decir nombrarle-   mascota oficial del blog de la Plaza de Olavide.

La foto está tomada ayer mismo delante de una de las tiendas tradicionales del barrio. La famosa AVICOLA GRAU. La tienda mas querida por los niños. Pasar por delante del escaparate y quedarse un rato largo contemplándolo  forma parte de los hábitos cotidianos de cualquiera de nuestras familias con niños. Pollitos de todos los colores, codornices, mascotas de distintas clases, aves, suministros para animales, etc. También es famosa la tienda GRAU por recibir la visita de practicantes de los ritos afrocaribeños que compran gallos, gallinas y otras aves para sus devociones rituales. He dicho devociones no devoraciones. Que conste, no vaya a ser que tenga algún litigio en el blog.

Es curioso como el barrio se está convirtiendo en una especie de circuito gremial de las tiendas de animales, especialmente de aves. Que yo sepa hay dos lorerías-tiendas de loros y periquitos- en la calle Murillo y alguna mas en trance de inaugurarse proximámente así como tiendas tradicionales de mascotas, una de ellas casi en la misma plaza de Olavide, al lado de la Escuela de Música. El caso es que la plaza es por otra parte habitáculo de un enorme numero de especies animales aereas. Tenemos en nuestros árboles palomas, gorriones, zorzales, algún que otro estornino extraviado, golondrinas en verano, aviones, urracas, vencejos y de vez en cuando alguna cotorra argentina. Eso por no hablar de otros pájaros urbanos de vuelo corto de los cuales hoy no pienso decir ni mu.

Pero lo del cerdo no me digan que no le da caché a nuestra plaza.
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...